Google se pone serio con la disparidad de sistemas de carga de dispositivos móviles

usb-type-c

Google se pone serio con la disparidad de sistemas de carga de dispositivos móviles

Si sois seguidores de la actualidad móvil, habréis notado como en los últimos tiempos han salido nuevos modelos de teléfonos inteligentes bajo sistemas Android que cuentan ya con conectores USB Tipo-C e incluso muchos de ellos cuentan también con tecnologías de carga rápida que permite cargar las baterías hasta cierta capacidad alta en una breve unidad de tiempo.

Y es aquí donde Google se va a poner serio, ya que días atrás actualizó el llamado Documento de Definición de Compatibilidad (CDD, por sus siglas en inglés) para Android 7, donde comenzará a ser exigente con los fabricantes para que se mantengan dentro del propio estándar USB Tipo-C sin que puedan realizar ningún tipo de alteraciones al respecto, ni de voltajes ni de cambio de rol de los pines, entre otros aspectos, lo que en caso contrario podría dejar de certificar nuevos modelos que no cumplan con estas exigencias.

A partir de ahora pasa ser una recomendación encarecida pero que se tornará como obligación para futuros modelos de dispositivos Android ya el año próximo, e incluso también podrá llegar a ser obligatorio para próximas versiones del sistema operativo Android. La idea es que los fabricantes no obliguen a usar un cargador determinado de modo que los usuarios puedan emplear los cargadores que deseen sin que tengan que estar atados a utilizar un cargador concreto, ya que de lo contrario, el propio dispositivo podría tener problemas.

Pero aquí no queda la cosa, ya que en dicho documento también ha recibido actualizaciones en materia de sonido. A este respecto, si un dispositivo ofrece audio de gran calidad deberá acogerse a lo indicado en el documento OpenSL ES for Android, y por otro lado, aquellos nuevos dispositivos que lleven un conector mini-jack, a pesar de que este conector está empezando a verse en peligro de extinción desde que Apple dejarse de incluirlo en sus nuevos modelos de iPhone, algo que ha sido seguido por otros fabricantes, Google obligará a que sea compatible con tres controles básicos: subir volumen, bajar volumen y colgar/descolgar.

Con ello trata también de que los auriculares puedan funcionar en todos los teléfonos Android sin que por sus capacidades sean relegadas a no funcionar en modelos concretos de dispositivos móviles. En cualquiera de los casos, será necesario el cumplimiento de las exigencias para contar con el propio certificado de Google.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.