El nuevo Nokia 3310, lo más destacado de este MWC 2017

Nokia3310

El nuevo Nokia 3310, lo más destacado de este MWC 2017

Muchos medios están señalando como lo más destacable de la MWC 2017, celebrado estos días en Barcelona, es en la reedición del mítico Nokia 3310 con algunas mejoras menores. Y es que en esta edición del Mobile World Congress no se ha visto mucha innovación que digamos por parte de los fabricantes de teléfonos móviles, adoptando una línea continuista por lo general en el que han ido presentando nuevas versiones de sus modelos con mejoras en hardware y software pero nada resaltable. Una pena que Xiaomi no haya estado presente con su Mi Mix, y parece que va a seguir así por un tiempo.

Como decimos, el nuevo Nokia 3310, que se pondrá a la venta por 49,99 euros en el segundo cuatrimestre, ha sido el modelo más destacable en el MWC 2017 pero no por su innovación sino por evocar tiempos pasados. La diferencia de esta reedición, ahora en manos de HDM Global, encargada de la fabricación y distribución de teléfonos bajo la marca Nokia, con la versión original, es que en la reedición se ha suavizado los contornos y se ha empleado una pantalla a color en lugar de una pantalla LCD, siendo una pantalla de 2,4 pulgadas a resolución QVGA (240×320).

Además, sólo es compatible con conexiones 2G, donde algunos ya están indicando que dentro de 8 años ya no se podrá usar ante la desaparición de este tipo de redes, pese a que también están apareciendo aquellos otros que defienden que este teléfono sirve para lo que tienen que servir los teléfonos: para realizar llamadas. Cuenta además con dos slots MicroSIM, conector microUSB, conector mini jack para cascos, Bluetooth 3.0 y cámara de 2 MP con flash led con la cual nadie debería esperar a poder realizar excelentes fotografías.

A pesar de no permitir la instalación de aplicaciones, entre las que viene por defecto está Opera Mini así como un reproductor de música MP3, entre otras. Con ello, habrá quienes deseen adquirirlo como teléfono básico aunque también habrá quienes deseen tenerlo como teléfono secundario para usar en aquellos casos en los que se hace uso de ellos públicamente y pueda ser susceptible de robo, pérdida o deterioro, teniendo en cuenta que esta reedición mantiene la robustez de los Nokia 3310 de antaño.

Ya es cuestión vuestra optar por comprarlo o no, aunque es posible que en la era en la que nos encontremos haya quienes ya planteen hackearlo y ampliarle sus posibilidades, cosa que seguro que tendremos noticias al respecto a lo largo del tiempo, como es obvio pensar debido a la experiencia que ya podamos tener acumulados en el mundo de la tecnología en general.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.